Un cómic que se lee sin mirar | FOAL

Un cómic que se lee sin mirar

Viernes, 4 Agosto, 2017 - 09:30

El artista Max crea un tebeo para personas invidentes presentado en la Bienal de Venecia.

Dibujos de siluetas de personas del cómicApoyas las dos manos sobre el papel. Las yemas de los dedos palpan una superficie en relieve. Tocan líneas rectas y otras curvas y se siente algo que parecen dibujos abstractos difíciles de identificar. En la parte superior de cada página, hay un pequeño comentario escrito en braille: Un viaje en barca, dice. El resto es ilustración, una sola viñeta que guarda figuras que buscar contar una historia, pero que no son del todo inteligibles al mirar. Solo con el tacto. El lector está sintiendo el primer cómic narrativo para personas invidentes o con baja visión, un experimento primigenio que hace el arte en viñetas accesible.

"En el proceso tuve que descartar uno a uno recursos propios del cómic. Los tenía casi todos vetados. Eran como las obras que hacían los autores de Oulipo. Trabajar con todas las restricciones posibles fue difícil, pero apasionante", cuenta el dibujante, guionista y colaborador de este periódico Francesc Capdevilla, conocido como Max (Barcelona, 1956), que se lanzó a esta frontera inhóspita sin paracaídas.

Pese a la alegría final, el autor no esconde que hubo ocasione Instituto Ramon Llull en la Bienal de Venecia, en el marco del proyecto Catalonia in Venice 2017.s en las que estuvo a punto de tirar la toalla: "Es un primer peldaño". Solo cuenta la simple historia de un viaje en barco en los canales de Venecia, "pero su forma demuestra que el cómic, como arte joven, está muy lejos de encontrar sus límites", ratifica. De hecho, esta primera prueba ni siquiera está a la venta, sino que es parte de la presentación del Allí, en la ciudad italiana que sirve también de protagonista, estará presente hasta noviembre.

Acceso a la noticia completa en el periódico digital: www.elpais.com.

Fuente: 
EL PAÍS