Invidentes denuncian exclusión en la utilización de perros guía | FOAL

Invidentes denuncian exclusión en la utilización de perros guía

Viernes, 28 Julio, 2017 - 07:15

Excluidos y vulnerados en sus derechos se sienten día tras día miles de personas que padecen discapacidad visual en la capital santandereana y su área, debido al desconocimiento que tiene la ciudadanía respecto del uso de los denominados perros guía.

Invidente caminando con perro guiaLa ignorancia que tiene la sociedad frente al tema, ha originado un serio problema de exclusión para aquellos ciudadanos que deben utilizar canes lazarillos, debido a que actualmente se les está negando su ingreso a establecimientos comerciales, entidades financieras, sistemas de transporte público, entre otros lugares.

“En nuestra sociedad hay muchísimo desconocimiento acerca de los perros guía, una herramienta de gran importancia para poder realizar de forma segura nuestros desplazamientos. Aunque las leyes del país y diferentes normativas como el mismo Código de Policía defienden y promueven el uso de estos animales como lazarillos, hoy en día todavía nos niegan la entrada en muchos sitios de la ciudad”, denunció Camilo Galvis Restrepo, vocero de la población con discapacidad visual.

Galvis Restrepo añadió: “todos los días nos tenemos que enfrentar a diversas situaciones de exclusión. Por ejemplo, hay complicaciones para tomar un taxi, porque los conductores creen que el perro les va a dejar el asiento lleno de pelo o tierra, o para ingresar a algún banco, los vigilantes piensan que el animal se va a hacer popó o comenzará a ladrar sin control”.

Entrenamiento especial

Pero, lo que la mayoría de los ciudadanos desconocen es que este tipo de perros son entrenados especialmente, desde muy pequeños, con el fin de inculcar un comportamiento apropiado para una constante relación con personas en sitios públicos y lugares concurridos.

“Es importante dejar claro que estos canes tienen un aseo mucho más riguroso que una mascota común, pues, por ejemplo, a diario se les debe lavar las patas con vinagre. El entrenamiento es tal que si alguien los pisa por error, ellos no los van a morder, ni siquiera a ladrar, pues entienden que están en público y en permanente contacto con muchas personas”, señaló este representante de la población invidente.

Fuente: 
JOSÉ LUIS PINEDA / VANGUARDIA LIBERAL/ COLOMBIA